Noticias


Eduardo Galeano vive en su legado

El escritor y periodista uruguayo Eduardo Galeano, fallecido el lunes 13 de abril a los 74 años, era una de las voces más críticas de la literatura latinoamericana y entre sus numerosas obras destaca “Las venas abiertas de América Latina”, toda una declaración de principios y su libro más leído.

11115727_10206333137917723_4502795781487973111_n-600x400

 

8514289373_7fe4b53b8d_b

Fragmento del ensayo “El libro de los abrazos” de E. Galeano, 1989.

 

Por ultimo les dejamos un escrito de Gaspar Rodenas:

 

Hay un gran alboroto en el cielo. Está llegando Eduardo. El revoltoso, el poeta. Salen a recibirlo sus amigos de siempre, el gordo Soriano, Cortázar, Benedetti, Juan Gelman con su hijo, y tantos otros… pero detrás de ellos, hay un rumor de alas, cobrizas y descalzas, humildes y más inocentes que antes, son las almas de Latinoamérica, aquellas que fueron ultrajadas, explotadas, contaminadas y torturadas, aquí en La Tierra. Vienen a recibir al Hombre, ese que siempre los cuidó y los quiso, y los hizo visibles a través de sus inigualables palabras. Aquí abajo, los que sabemos su Verdad, estamos muy tristes, nos duelen las venas ahora más abiertas que nunca. La sensibilidad ha perdido una mente y un corazón, que nadie podrá reemplazar. Don Eduardo era como mi papá. Y es muy grande decirle a un hombre que no conociste ni abrazaste, que es igual al hombre que más amor te dio en la vida, pero es así, los Maestros tienen ese don, ese aura, que nos ayuda a seguir siempre adelante aunque la herida duela infinitamente. Los pobres, las mujeres golpeadas, los poetas, la sabiduría, la humildad, el pueblo más remoto de nuestro continente, los explotados, la alegría, los fumigados… todos absolutamente todos, nos sentimos un poco huérfanos, un poco como esos niños que él nos mostraba bañados de pureza, pese a los horrores. ¿Quién como él para luchar contra los poderosos, los dictadores, la soberbia? ¿Quién como él para mostrarnos que lo real es lo que sentimos, sea por una persona, por la naturaleza, o la justicia? Hoy somos más pobres, se ha ido el Hombre sin fronteras, y el mejor homenaje es seguir leyendo sus Verdades, y ponernos siempre del lado de los que sufren las monstruosas injusticias humanas, sin dejar de lado la alegría y el buen romance. Me duele este día, aunque sabía que podía llegar, duele mucho, pero no me impide confesar que a Eduardo Galeano, lo amé y lo amaré siempre, como a aquel hombre de mi infancia, que por las tardes yo esperaba ansioso porque sabía que en sus bolsillos había caramelos. Hasta siempre ser de luz, nos veremos siempre en un verso o en una puteada porque, “al fin y al cabo somos lo que hacemos para cambiar lo que somos.”

(Gaspar Rodenas)